viernes, 12 de abril de 2013

Extinciones



En los últimos 600 millones de años, la vida en la Tierra se ha visto sometida a cataclismos de gran magnitud que han traído consigo la extinción de la mayor parte de las especies que vivían en ese momento.

De las 5 a 50000 millones de especies que han poblado este planeta, el 99,9% han desaparecido. El cataclismo más famoso y difundido por los medios de comunicación ha sido el que ocurrió hace 65 millones de años y provocó la extinción de los dinosaurios, pero no ha sido el único, sino que han ocurrido otros muchos a lo largo de todo este tiempo que han influido determinantemente en el curso de la evolución.

La constancia de los hechos
Tenemos un amplio registro fósil desde los últimos 600 millones de años. Analizando detenidamente este registro se observa que cada x millones de años se produce un descenso brusco en el número de especies en todos los lugares del planeta, tanto en la tierra como en el mar, como si hubieran desaparecido de repente todas a la vez. Existe constancia de que este fenómeno es cíclico y se ha producido al menos una docena de veces, estos ciclos parecen repetirse cada 26 millones de años.

De todas estas extinciones masivas ha habido 5 particularmente importantes:
  1. La primera extinción masiva tuvo lugar a finales del periodo Ordovícico, hace 440 millones de años, en la que desaparecen el 60% de las especies animales y vegetales y el 80% de las especies marinas.
  2. La segunda tuvo lugar a finales del periodo Devónico, hace 360 millones de años y desaparecen también el 60% de las especies.
  3. La tercera gran extinción ocurre a finales del periodo Pérmico, hace 250 millones de años. Fue la más grande en la que se extinguen el 90% de las especies marinas y desaparecen el 70% de las familias de reptiles y anfibios y el 30% de los insectos.
  4. La cuarta se produce a finales del Triásico, hace 205 millones de años, y desaparecen el 20% de las familias, sobre todo de reptiles y moluscos.
  5. La quinta y más célebre de todas se produce hace 65 millones de años a finales del Cretácico, en la que desaparecen los dinosaurios y el 50% de los reptiles y géneros marinos.
Causas de las extinciones
¿Cuál podría ser la causa que produzca extinciones de tal magnitud? Tuvo que haberse producido un cambio súbito y drástico en las condiciones ambientales para que las especies no pudieran superarlo y no tuvieran tiempo a adaptarse, por lo que parece que un cambio de este tipo sólo puede haber sido producido por un cataclismo geológico de gran magnitud que variara las condiciones ambientales radicalmente.

El choque de un asteroide de grandes dimensiones contra la Tierra pudo haber producido un cataclismo de este tipo. Particularmente en la extinción masiva del Cretácico hace 65 millones de años, todas las evidencias apuntan a que fue así. El hallazgo de un cráter formado por el impacto de un asteroide en la costa de la península de Yucatán y la presencia de altísimas concentraciones de iridio (un elemento muy escaso en la Tierra) en los estratos de sedimentación de rocas correspondientes a esa época son buenas pruebas que corroboran la hipótesis del asteroide. El efecto del choque de un asteroide sería devastador. Se produciría una gran explosión equivalente a millones de bombas atómicas que elevarían a la atmósfera gran cantidad de material que oscurecería el planeta durante varios años y produciría un descenso brusco que la temperatura, no llegaría la luz del Sol y se detendría la fotosíntesis en las plantas.

Esto no quiere decir que el impacto de un asteroide haya sido el causante de todas las extinciones masivas, otros fenómenos pueden haber ocurrido tales como un aumento inesperado de la actividad geológica de la Tierra, un aumento del vulcanismo que provocaría un cambio en la temperatura, cambio climático y cambio en composición de la atmósfera. Parece que así ocurrió en la extinción del Pérmico hace 250 millones de años, junto con un drástico descenso del nivel del mar.

Unos desaparecen, otros se desarrollan y evolucionan
A pesar de lo catastrófico que han resultado las extinciones masivas en el pasado, lo cierto que es nosotros mismos, el ser humano, somos un producto de esas extinciones. Todos esos cambios geológicos y cataclismos que han tenido lugar, producto del azar, han hecho que unas especies desaparecieran y que otras se desarrollaran. Los mamíferos no se hubieran desarrollado si no hubieran desaparecido los dinosaurios. Al desaparecer los dinosaurios y gran parte de los reptiles por los cambios drásticos que se produjeron en el ambiente propiciaron que los mamíferos se mostraran ser más resistentes a un cataclismo de semejantes dimensiones y ocuparan los nuevos nichos ecológicos dejados vacantes por las especies desaparecidas.

¿Una nueva extinción a gran escala?
Desde la irrupción del hombre en la escena evolutiva, sobre todo desde su expansión a lo largo del planeta, el número de especies que han ido desapareciendo aumentó considerablemente, sobre todo los grandes mamíferos. Excepto en África, cuna del hombre por tanto adaptados a su presencia, el resto de los continentes fueron perdiendo gran parte de su fauna, curiosamente coincidiendo con la llegada del ser humano, sin duda esta fauna no estaba adaptada al hombre y fue fácilmente diezmada hasta desaparecer muchas especies.

Pero lo más grave está ocurriendo en estos días, la desaparición de especies es alarmante, no sólo de grandes mamíferos sino de todos los órdenes zoológicos, tanto de tierra como marinas, por caza, destrucción de hábitat, aumento de contaminación... Si el ritmo de desaparición de especies continúa al nivel actual, es probable que en muy poquitos años el nivel de extinción sea equiparable al de los grandes cataclismos del pasado y pueda considerarse como la sexta gran extinción masiva.




Extinciones

Primera gran extinción: Extinción masiva del Ordovícico-Silúrico
(Hace 444 millones de años)


En la Extinción del Ordovícico-Silúrico hace 444 millones de años, desaparecieron el 50% de los corales y cerca de 100 familias biológicas. Hace aproximadamente 444 millones de años dos extinciones masivas marcaron la transición entre los períodos Ordovícicos y Silúrico que, si se cuentan juntas, fueron la segunda extinción masiva más trágica en la historia de la Tierra.

Clases biológicas como los trilobites, desaparecieron casi por completo en esta extinción.

El primer evento ocurrió tras el cambio drástico de los hábitats marinos al descender el nivel del mar; el segundo, entre quinientos mil y un millón de años más tarde por lo contrario, el crecimiento del nivel de mar rápidamente.

Los grandes afectados fueron los seres marinos al ser los únicos pobladores del planeta. Desaparecieron el 50% de los corales y cerca de 100 familias biológicas, lo que representaba el 85% de las especies de fauna. Se extinguieron principalmente los braquiópodos y los briozonos, junto con las familias de trilobites, conodintes y graptolites.
La teoría más aceptada explica que la primera parte de la extinción fue causada al inicio de una larga edad de hielo que provocó la formación de grandes glaciares en el supercontinente Gondwana y, por consecuente, la bajada del nivel del mar. La segunda, en cambio, surgió tras la finalización de la edad de hielo, el hundimiento de los glaciares y el posterior aumento del nivel del mar.


Segunda gran extinción: Extinción masiva del Devónico
(Hace 360-370 millones de años)

 
Hacía debió lucir el Período Devónico llamado "la Edad de los Peces", antes de la gran extinción.

Hace 360 millones de años se produjo la extinción masiva del Devónico, en la transición entre los períodos Devónico y Carbonífero, en el cual el 70% de las especies desaparecieron. Duró unos tres millones de años.

Esta extinción masiva tuvo mayor influencia en mares que en continentes, y en latitudes tropicales que en medias. Es considerada la “Edad de los peces”.

Los corales, dominantes de este período, desaparecieron al igual que algunos grupos planctónicos como los graptolites y los tentaculites. Muchos taxones marinos redujeron su gran diversidad a semejanza del tipo de pez, dipnoos.

La extinción del Devónico acabó con el 75% de las especies entonces existentes.

Los acritarcos, ostrácodos, ammonoideos y algunas clases de peces (los placodermos y los estracodermos) desaparecieron. Se extinguieron el 85% de géneros de braquiópodos y ammonoideos, además de numerosos tipos de gasterópodos y trilobites. En los medios terrestres, las plantas vasculares no se ven afectadas por esta pérdida general.

En conjunto se estima que desaparecieron el 77% de las especies, el 57% de los géneros y el 22% de las familias.
Las causas de esta gran extinción se atribuyen a unos impactos de meteoritos, a la disminución de la temperatura global, reducción del dióxido de carbono y a la ausencia de oxígeno. De las setenta familias de peces que había, solo diecisiete sobrevivieron.



Tercera gran extinción: Extinción masiva del Pérmico-Triásico
(Hace 251 millones de años)

 
La extinción del Pérmico-Triásico, hace 251 millones de años, es la más grande jamás suscitada, siendo llamada: "La Gran Mortandad"...así debieron ser sus océanos, según National Geographic.

Ocurrida aproximadamente hace 251 millones de años, define el límite entre la era Primaria y la Secundaria, entre los períodos Pérmico y Triásico. Es conocida como “La Gran Mortandad”, por ser la catástrofe más grande que ha conocido la vida en la Tierra.

Perecieron el 90% de todas las especies; el 96% de las especies marinas (el 53% de las familias biológicas marinas, el 84% de los géneros marinos) y aproximadamente el 70% de las especies terrestres (incluyendo plantas, insectos y vertebrados), entre ellos, el 98% de los crinoideos, el 78% de los braquiópodos, el 76% de los briosos, el 71% de los cefalópodos, 21 familia de reptiles y 6 de anfibios, además de un gran números de insectos, árboles y microbios. Los conocidos trilobites desaparecieron para siempre con esta extinción en masa. Tras la catástrofe sólo sobreviviría un 10% de las especies presentes a finales del pérmico.
 
Durante el Pérmico, surgieron los antecesores de los dinosaurios.

Las causas de esta gran hecatombe son variables. Se baraja entre un vulcanismo extremo, un impacto de un asteroide de gran tamaño, la explosión de una supernova cercana o la liberación de grandes cantidades de gases de invernadero. Los científicos opinan que lo más seguro es que no fuese una única causa ya que para ser el evento de extinción y destrucción más devastador que la Tierra haya conocido jamás, esta tuvo que ser atacada desde varias fuentes.

Un estudio publicado en Nature Geoscience sugiere que una causa de la Gran Mortandad casi apocalíptica, que mató 96% de las especies marinas y 70% de los organismos terrestres vertebrados, fue una explosión volcánica en depósitos siberianos de carbón y esquisto. En pocos días, la ceniza de la erupción, que descendió en forma de lluvia sobre el Ártico Canadiense, absorbió el oxígeno del agua y liberó elementos tóxicos.

Los expertos han afirmado durante años que los volcanes de las Trampas Siberianas de Rusia fueron responsables del evento de extinción. Estas formaciones rocosas con forma de escaleras son resultado de actividad volcánica ocurrida casi al mismo tiempo que la extinción masiva.

 
Estudios señalan a los Volcanes de las Trampas Siberianas, como principales responsables. Una inmensa erupción, pudo haber acabado con el 95% de la vida de Pangea, el supercontinente formado en aquél entonces.
 
La localización de los volcanes, conocida como las escaleras siberianas, se encuentra ahora en el norte de de Rusia, en torno a la ciudad siberiana Tura, y también abarcan Yakutsk, Norilsk e Irkutsk. Cubren un área de poco menos de dos millones de kilómetros cuadrados, un tamaño mayor que el de Europa. Los penachos de ceniza de los volcanes viajaron hasta las regiones que ahora ocupa el Ártico de Canadá, donde se encontraron unas capas de cenizas de carbón.

Los estudios han sugerido que los volcanes liberaron 3 billones de toneladas de carbono, suficientes para desencadenar un cambio climático masivo. Las erupciones también causaron lluvia ácida y emitieron suficientes halógenos como para crear un agujero en la capa de ozono, afirma. La ceniza tóxica, sobre todo, pudo haber sido el golpe final.


Cuarta gran extinción: Extinción masiva del Triásico-Jurásico
(Hace 210 millones de años)

 
La Extinción de Triásico-Jurásico, es la 3ra más mortal de las extinciones masivas.  

Corresponde con la extinción masiva del Triásico-Jurásico, la tercera más catastrófica. Afectó de manera importante la vida en la superficie y en los océanos de la Tierra, desapareciendo cerca del 20% de las familias biológicas marinas (aunque la mayoría de estos grupos se recuperan en el Jurásico) lo que equivale a aproximadamente el 75% de los invertebrados marinos.

Se extinguieron varios grupos de arcosaurios, de los cuales solo sobrevivieron tres: Crocodilia, Dinosauria y Pterosauria. También destaca la extinción total de los sinápsidos no mamíferos como el Thrinaxodon. La causa fue probablemente volcánica.

Esta etapa acabó con la mayoría de los terápsidos, los conodontos, los rincosaurios y los arqueosauros, los reptiles placodontos y mamiferoides, grandes anfibios… Los únicos reptiles marinos que sobrevivieron fueron los ictiosauros y plesiosauros.
 
Durante el Triásico, aparecieron los primeros dinosaurios. Pocas especies de estos sobrevivieron, como los Plesiosaurios y los Ictiosaurios.
 
Gracias a esta cuarta extinción masiva, animales como los dinosaurios pudieron extenderse en la Tierra. Las causas precisas todavía se desconocen. El nombre de Triásico, es por tri-, por las tres capas de roca que se depositaron durante el periodo en la Tierra. Al no quedar casi especies, el principio de este periodo fue una época de cambios. Algunos reptiles mamiferoides sobrevivieron a la gran extinción del Pérmico, y los cinodontos, el grupo más desarollado de estos reptiles, dieron origen a los mamíferos. Estos mamíferos eran pequeños animales parecidos a las musarañas.

Al final de éste periodo hubo una extinción masiva, pero más pequeña que las anteriores y que acabó definitivamente con los reptiles mamiferoides (reptiles parecidos a los mamíferos. Había de muchos tipos diferentes), los tecodontos (generalmente eran pequeños y ágiles, con los dientes implantados en alvéolos). Originaron algunas especies de dinosaurios y había muchos tipos diferentes de tecodontos, y los rincosaurios (Tenían un pico curvado, una lengua muy larga, varias cadenas de dientes planos y medían desde un metro a dos metros y medio, pero no todos eran así, había también algunos con la cabeza en forma de pico y cuya longitud era como la de la mano extendida de un adulto y que medía 20 cm de largo).

 
Esta extinción, le abrió el camino a los Dinosaurios, para que reinaran durante casi 165 millones de años.

Durante éste periodo, el clima se hizo más seco, por lo que las plantas también evolucionaron para adaptarse al medio. Las causas de esta extinción se desconocen, ya que hay muchas hipótesis, pero ninguna termina de “encajar” con todo lo que ocurrió.

La liberación de tan grande número de nichos ecológicos dejó el escenario preparado a los dinosaurios, que empezaban su dominio en la Tierra hasta el apartado siguiente… Se han propuesto diversas explicaciones para este evento, pero en todas ellas quedan cabos sueltos.

Ni los cambios climáticos graduales ni los cambios en el nivel del mar ni el posible impacto de un asteroide ni la posibilidad de erupciones volcánicas masivas explican este suceso ocurrido.


Quinta gran extinción: Extinción masiva del Cretácico-Terciario
(Hace 65 millones de años)

 
La última y más famosa extinción masiva, sucedió hace 65 millones de años, y acabó con la mayoría de los Dinosaurios.

Data de hace 65 millones de años, y es la más reciente y famosa, ya que supuso la extinción de los dinosaurios, que habitaron el planeta durante más de 150 millones de años. También supuso la desaparición repentina de otras muchas especies, como los amonites marinos (animales protegidos por una concha única, enrollada en una espiral.), los belemnites (eran moluscos cefalópodos emparentados con la sepia).

Se desconoce la duración de este evento pero se puede cuadrar a finales del período Cretácico. La desaparición de los grandes reptiles en esta extinción en masa dio paso al Cenozoico.

Este exterminio causó la desaparición de aproximadamente el 50% de los géneros biológicos, entre ellos se encuentran: los dinosaurios, pterosaurios, reptiles nadadores, plesiosauros y mosasaurios, ammonoideas, rudistas e inocerámidos. El nannoplancton calcáreo y los foraminíferos planctónicos experimentaron pérdidas importantes aunque se recuperaron durante la Era Cenozoica.
 
La principal teoría, es que un meteorito proveniente del Cinturón de Asteroides, haya impactado la Tierra a finales del Cretácico.

Los grandes supervivientes fueron la mayor parte de las plantas, de los animales terrestres (tales como los insectos, caracoles, ranas, salamandras, tortugas, lagartos, serpientes, cocodrilos y mamíferos placentarios), de los invertebrados marinos (estrellas de mar, echinoidea, moluscos y artrópodos) y de los peces.
Existen diferentes teorías al igual que en los otros acontecimientos pero la más aceptada apunta al impacto de un cometa de grandes dimensiones en la península de Yucatán como posible detonante, debido a la gran explosión generada en su impacto, levantaría grandes cantidades de polvo al aire impidiendo que la luz solar llegara hasta las plantas, reduciéndolas en cantidad, generando con ello un desequilibrio en las cadenas tróficas.

No obstante, también podría estar involucrada una gran erupción volcánica en el territorio de la actual India.
El 70% de las especies conocidas desaparecieron.

 http://1.bp.blogspot.com/_NswInypKUK4/S8XGTU4QcZI/AAAAAAAAAIs/MjlmDBKoX2E/s1600/la+tierra+lleva+5+extinciones+-+mertcurio+5+abril+2010+-+DETALLE+MONITO.jpg






Enlázate 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...